4 de novembre de 2011

2 comentaris:

  1. Pura nitidez.
    Cuando era niño jugábamos con estas flores, las soplábamos: eran como paracaidistas que flotaban y tardaban en precipitarse.

    KENIT

    ResponElimina
  2. Hola Kenit, a mí aún me sigue gustando...

    Un beso, gracias por tus comentarios.

    ResponElimina