14 d’octubre de 2011



2 comentaris:

  1. Puede ser un atardecer. Casi lo supongo. Si fuera el amanecer no pasaría nada. Hay colores increibles. Me encantan estas fotos. Sabes. A veces las cosas están ahí, no hace falta ir al otro lado del mundo para verlas: son los colores, es como el juego de los niños, en cualquier lugar, son juegos, son entendibles, asimilables.

    ResponElimina
  2. Así es Kenit, y cuando esto sucede, lo mejor es disfrutarlo como si fuera la primera vez que lo vemos.
    Un abrazo, y muchas gracias por disfrutar del paisaje conmigo.

    ResponElimina