9 de juny de 2011



3 comentaris:

  1. Dónde hay esas olas tan suaves que no se sienten.

    ResponElimina
  2. En el Mediterráneo Kenit, si pones atención y mucha... mucha imaginación igual hasta te mojas ;)

    Un abrazo

    ResponElimina
  3. Es curioso, ver inmortalizado quieto al propio movimiento...

    ResponElimina