10 de maig de 2011

Tot està en harmonia fins que arriba el vent ...


3 comentaris:

  1. Recuerdo de niño, esas flores secas. Las soplábamos.
    Cuando flotaban por el aire, nos imaginábamos que eran paracaidistas…
    Lo de la ligereza de la vida es correcto.

    ResponElimina
  2. Frágiles y efímeras (diente de león) siempre dispuestas a nuestros antojos de pedir deseos…

    Saludos Kenit

    ResponElimina
  3. preciosa imagen María, yo creo que a todos nos transporta a tiempos de niños

    Un beso grandote

    ResponElimina